girl and crow WM copy

Encontrando el mundo de los dioses – buscando mi mito

In Uncategorized by veronicaLeave a Comment

Todas las noches duermo y me encuentro en el mundo de los dioses…

… un mundo que no conozco – el mundo de mitos y sus historias que modelan y me ayudan a comprender qué ocurre en los sueños y en el mito que da forma a mi vida.

Algunas veces tengo uno o dos sueños, algunas cuatro, todas las noches.  Sorprendida o angustiada, me despierto para darme cuenta que otra vez he estado en sitios donde nunca antes.  En otro sitio y en otra historia, con gente que conozco pero que no imaginan dónde hemos ido juntos, o con desconocidos que me dan confianza, que me cuidan or me rechazan.

Cómo me amigo con esta parte de mi vida, cómo la hago mía?   Esta parte que constituye la mitad de toda mi vida, que no puedo posponer ni evitar, y que si no atiendo pareciera robármela.  Cuál es mi mito, esto que parece orquestar…

Esa parte de la vida que contiene la mitad de ella, que no puedo posponer ni evitar, y que parece robarme esa mitad si no la atiendo. (image:mariapacewynters)

Me encuentro con el mundo de los dioses cuando me amigo con mis sueños.

Algunas veces recuerdo pequeños detalles que parecen desvanecerse o cambiar con el tiempo; una combinación de colores en trajes o en carros, en paredes o servilletas; números que insisten en aparecer – el dos, el tres, cuatro, or esos que no comprendo y que parecen haber aparecido sólo mis sueños, y no en los de otros.

Recuerdo cruces de dirección de muchos tipos, a la izquierda, a la derecha, arriba y abajo de la montaña, adentro y afuera; letras y sonidos, la L, la G, buscando atención en combinaciones de significados desconocidos… el trasfondo o la raiz de mi mito.

Cómo comprenderlos?  Cómo hacerlos mi lenguaje, el lenguaje de mis sueños?

A veces tengo la experiencia de volar, de bajar al fondo del océano o encontrarme en una cueva profunda.  Viajo por paisajes extraños de la tierra, por desiertos y estepas, o viajo a través del universo, saltando como un gigante o en un trasbordador.

Siento la tormenta de viento que desvasta la tierra, la ola que succiona pueblos hacia el mar, el sol ardiente que quema toda cosecha.  Me despierto llena de horror o excitación, preguntándome qué significa todo esto?  Cómo le doy forma a las historias de mis noches?

Cómo me amigo con ese otro lado de mi vida que infuencia mis días, llenándolos de paz o de angustia, temiendo el momento que va a venir, o yendo hacia él con confianza?  Cómo me amigo con estos paisajes y los hago mis íntimos paisajes? 

Quién ha hecho esto antes que me pueda decir dónde ir?

Quién ha viajado con personajes tan dudosos, quién ha sido de ayuda?  Quién es ese que corre conmigo o aquél otro que parece joven y viejo a un tiempo?

Quién me acompaña en este mi viaje?  Esas caras que no conozco, la mujer de las crinejas negras, la que lleva la espiga, o el hombre del báculo?

Encontré el mundo de los dioses para amigarme con mis sueños que me hablan de mi mito.

Encontré a dioses y diosas, héroes y heroinas, sus vidas y sus mitos, buscando esas respuestas.  Misteriosamente coinciden con pedazos de historias en mis sueños, sus paisajes, y en pequeños detalles que parecieran no tener importancia pero que apuntan a su presencia.

Los dioses si se amigan con mis sueños y sigo sus misterios y pistas que dan forma y estructura a mis sueños.  Los dioses y sus mitos se amigan con mis sueños y me dicen dónde he estado y a dónde iré.

Sigo sus pistas buscando cómo continuar, qué peligros puedo encontrar, como enfrentarlos o evitarlos.

Los dioses se amigan con mis sueños y me dicen cómo encontrar …

Deseo, Eros, Placer and Dicha, esas cualidades elusivas de la vida.

Encontrando a los dioses y amigándome con ellos, me ayuda a conectar hechos de mi vida con paisajes interiores, sus personajes y destinos.

Encontrando a los dioses y amigándome con ellos aprendo a reconocer las distintas caras del Deseo, quien siempre me llama hacia nuevos territorios.  Comprendo que mi Deseo, el único que puedo reconocer hoy, está perdido.  Deseo, algo tan femenino, está en el país de los deberes y responsabilidades, en los ‘debo y tengo que’, donde el único deseo posible es por asuntos del mundo, y no el deseo de algo nuevo en la vida, un paisaje nuevo a descubrir y a cultivar.

 

...perdida en el país de los deberes y responsabilidades, los debo y los tengo que (image:mariapacewynters)

Amigando dioses y sueños comprendo que Eros es quien convoca a Deseo, buscando reconectarme con la vida, ese sentimiento que hace de la vida algo vibrante, conectado con mi mito.

Eros está en este momento lejos, curándose de las heridas que son la rutina y la vida gris y opaca; la sobriedad de los tiempos; la actitud de ‘lo sé todo’ que lo hiere.  Lo busco, con nuevo Deseo para encontrar Placer y Dicha en la búsqueda; deviniendo este nuevo ser, transformada por lo que íntimamente cuido y nutro, que define quien soy.

Amigándome con mis sueños me voy familiarizando con mi mundo interior, mis intimaciones.  Me amigo con sus diferentes lenguajes.   Los dioses y sus mitos me dan pistas sobre emociones, penas, miedos,  y el cuerpo, la dinámica de  relaciones y sus destinos, evocados en mis sueños.

Llego a verme a mí misma – mi mito – desde la perspectiva de otro, en cada otro, la manera de comprender la profundidad de la  experiencia que nunca había visto antes.  Me reconozco como una de los tantos que habitan en mi; y la una con quien siento la necesidad de conectarme.  Llego a comprender cómo es que no estoy viviendo el mito exactamente, sino mi propia versión.

Esta vez la historia terminará de una manera muy personal, única, porque yo soy quien llena de dudas y a tientas, ha encontrado el deseo de continuar la búsqueda de qué hacer en el mundo más allá de las tierras conocidas…

Mi proyecto personal, mi opus, mi mito…

Encontrando el mundo de los dioses, encontré mi mito, el opus de mi vida, mi creación, mi devoción, mi iglesia personal.  Todos los días, paciente y amorosamente, encuentro placer y dicha en lo que hago, esta labor que permea todos los aspectos de mi vida y le da significado y forma…

Leave a Comment