Ethiopia-scars-1010x1024-thumb

Mi temor más grande es que me queden cicatrices en la cara por quemadura

In Uncategorized by veronicaLeave a Comment

Pregunta:

Mi miedo mas grande es que me queden cicatrices por quemaduras faciales.  Recientemente, todos mis sueños han terminado así.  Qué puede significar?  Si es que tiene significado alguno.

Respuesta:  La escarificación es un ritual en muchas culturas, particularmente lo es la escarificación facial.  Yo empezaría por investigar el ritual y sus significados.

Las marcas intencionales con cicatrices en la cultura del Etíope

El mensaje está relacionado con conexiones hechas a partir de esta imagen cuyas raíces toman muchas direcciones.

Las costras hablan de algún tipo de contacto con el mundo que resulta áspero, duro, hiriente.  Apareces después de las heridas, y son lo que sana la herida.  Mientras sanamos, ellas caen, como si fueran un excremento.  Son también como la fruta de la carne, carne que produce carne de sí misma, una fruta extraña a decir verdad, pero una que se come de facto [en este caso].

Se ha dicho que Ulises es el más humano de los héroes.  Ciertamente no calza en los vuelos divinos del puer, el joven eterno, ni calza en los del senex, el viejo temperado – sin embargo, ambos están presentes en un conjunto de atributos y rasgos.

Lo que ‘humaniza’ la configuración arquetipal es la cicatriz.  Ulises no es tan sólo el joven sin mancha ni marca, ni el joven herido y sangrante.  Ulises tampoco es el viejo deforme y lisiado.  Su muslo herido y cicatrizado lo ha salvado de las perfecciones de una identificación arquetipal.

Una cicatriz es una marca, una debilidad, y desde el inicio Ulises se nos presenta como débil.  Él no es el héroe usual.  Las características del senex de juicio, sobriedad, prudencia, paciencia, tortuosidad, aislamiento, y sufrimiento son reforzadas por un rasgo adicional de carácter que lo separa de los héroes.  Es un hombre de poco poder.  No tiene un gran ejército como Aquiles, Agamenón y Menelao; apenas contribuye a la lucha con un barco.  No tiene tampoco la fuerza de Ajax o de Diomedes.  Frecuentemente pareciera que preferiría comer que pelear.

La cicatriz por la cual Ulises es conocido es la marca del alma en la carne.  Es el sello del ánima, de psique en el cuerpo.  Su carne ha sido herida, así como nuestra carne ‘duele por todas partes’ cuando entramos en la consciencia de la herida.  Ulises, quien sufre de dolor, es la personificación de la consciencia que sufre – como Cristo y Dionisos, cada uno en su manera.  La cicatriz nos recuerda la incertidumbre, la oscura vulnerabilidad del corazón que sufre por la luz, la luz de la consciencia.

James Hillman, Puer Papers

 

Leave a Comment