… slimmed further, dealing with smoke in the lungs… And without enough ‘body-mass’, came also the time for the ‘right measure’ of wine …(image: Caspar Hannes)

Cuando la dieta es el camino al diamante…

In Uncategorized by veronicaLeave a Comment

Siguiendo las pistas en mis sueños, se han convertido en un pozo dónde buscar lo que es nuevo en mí.  Es allí donde encontré la dieta como diamante… pero, cómo la dieta puede ser un diamante… Si la dieta es una dieta es una dieta…??

 

En aquél tiempo cuando el diamante tomó forma, llevaba un par de años en una dieta.  Esa dieta me había quitado lo obeso en mí.  Por un lado, lo que era medible en kilos o libras se había ido.  Pero también los excessos que cargaba conmigo como si fueran una casa inmensa.  Imagino que como todos lo notaría, esa obesidad, ese exceso, pero no podía reconocerlo, no fuera que la nube densa de fastidio, frustración, desesperación, explicaciones, o sencillamente el mal humor hiciera presa de mí.

Esa dieta fue la respuesta a: “por qué soy gorda y no como la gente ‘normal’?  Normal como quien ‘engorda un poco y se lo puede quitar cuando quiera’… Por qué yo?  Qué es lo que pasa con mi cuerpo?  Cómo fué que mi cuerpo se dividió en dos, este cuerpo que soy y mi cuerpo ideal delgado?…  Por qué tenía yo que ocuparme del cuerpo si el mundo estaba lleno de maravillas y aventuras?

Body diamond

Y después, por qué se me presenta el problema con la dieta?   Por qué otra vez?  Si me estoy comportando como debiera, si estoy siguiendo la dieta como se debe, que para quitar kilos estaba trabajando bien… Por qué otra vez el cuerpo?

… no es la dieta lo que es importante… no, es el Cuerpo lo que es importante.  

Esta respuesta tomó tiempo en llegar, como el diamante.  Pero qué significa que Cuerpo es importante?

La siguiente pista me dio otra clave… teniendo niveles muy altos de colesterol, el doctor me dijo: “debe barjar su nivel de colesterol si quiere vivir más”… mi condición era genética.. pero, en todo caso, tenía mayores probabilidades de desarrollar una condición cardíaca en unos quince años.

Obedientemente, como toda person ‘consciente’ haría, compré los remedios… Y meticulosamente como a veces soy, leí los efectos secundarios de las pastilla… allí, en letra muy pequeña decía: ‘peligro: se puede desarrollar una condición renal en unos 20 años’…

Otra vez a consulta con el doctor… Yo ya tenía una  ‘condición renal’…  El doctor dijo, ‘es muy difícil hacerlo… la otra manera de manejar la grasa en la sangre, es manejando los carbohidratos en la dieta.  No coma carbohidratos!’…

Ok, pero la dieta que yo seguía era una de pocos carbohidratos…  Estaba sorprendida.  Pero aún así, ‘siguiendo las órdenes del doctor’, bajé aún más el consumo de carbohidratos.  Con el tiempo, naturalmente, sin ganar peso ni tener ansias locas o antojos, no como antes… seguí rebajando, resolviendo el problema del humo en los pulmones… y sin ‘masa corporal’ suficiente, vino la consciencia profunda de ‘la medida apropiada’ de vino…

 

… seguí rebajando, resolviendo el problema del humo en los pulmones... y sin 'masa corporal' suficiente, llegó la consciencia profunda de la 'medida apropiada' de vino (image: Caspar Hannes)

Sin embargo, esta era ‘la dieta que el doctor me dio’, aunque la verdad sea dicha, era muy especial, ya que una ‘dieta sin carbohidratos’ es muy difícil de mantener.  Pero el punto es cómo los carbohidratos llegaron a simbolizar el miedo y la rabia, la frustración y la impotencia, el dolor y la pena… porque la alegría, la alegría de verdad sólo se puede alcanzar cuando ‘el cuerpo está en paz’….

Los carbohidratos son lo dulce  de los alimentos; aprendí que soy alérgica a los carbohidratos… Mi cuerpo entra en ‘corto circuito’ y no sabe qué hacer con los azúcares como un cuerpo ‘normal’ lo haría.  Cuerpo se sale de contro y empieza a ganar peso y masa, un peso y una mas que no quiere… Noté además cómo el cuerpo había dejado de ser una ‘cosa’…  El cuerpo se sentía mal, pesado, lento, sin energía, en cualquier forma de movimiento, incluso de la mente…

Eventualmente, encontré la dulzura precisamente en la armonía que siento con mi cuerpo….  Cuerpo me dice cuándo quiere un cambio de dieta, frecuentemente me dice qué no quiere comer.  A medida que este diálogo mejora nos divertimos juntos en movimiento y danza, caminando o trotando, en esa sensación de plenitud que da estar llena de energía.

Y porque Cuerpo toma lo que encuentra a mano para expresarse, imágenes, emociones, síntomas, y sueños, empecé con nuevo impulso y vitalidad, a aprender el lenguaje de la psique, el lenguaje simbólico, sus narrativas e imaginaciones, y darle cuerpo a ese conocimiento en la forma en que vivo.   Tomar tierra, comprender lo íntimo, conectarlo con la experiencia exterioreste diálogo íntimo… todo forma parte de la dieta-diamante, el eje de revolución y evolución de mi vida…

Esta historia continuará con….

…resonando, la historia de cómo el diamante llegó a mis sueños… 

Leave a Comment